«

»

¿Cómo protegerte de fallar constantemente?

En ocasiones queremos lograr algo o tenemos un objetivo, pero vemos que pasa el tiempo y no podemos cambiar lo necesario para lograrlo, repetidamente fallamos en lo que queremos. Esto puede generarnos frustración  al ver que no logramos lo que esperamos.

Una de las formas más efectivas que puede ayudarte para evitar fallar continuamente, es rodearte de un ambiente que soporte tus metas.

Paola entra al restaurante para convivir con sus antiguas amigas de escuela, quiere empezar a bajar de peso pero no ha podido lograrlo, al momento de empezar a ordenar todas piden antojitos con alto contenido de grasa, son exquisitos por lo que no puede resistir pedir lo mismo, y además es una ocasión especial.

Al momento de llegar al postre, ocurre lo mismo, pide el mismo postre que sus amigas que tanto les encanta aunque sea enorme, no puede dejar pasar la oportunidad.

Al siguiente día se reúne con amigos del trabajo y ocurre algo similar, posteriormente al ir camino a su casa pasa frente a la pastelería que tanto le gusta, y como ya no cumplió ese día, se dice así misma que debe aprovechar pues más adelante no podrá hacerlo.

Al llegar el fin de semana asiste a diferentes reuniones a las que la invitaron, y repite el mismo patrón, ya que no puede rechazar lo que le ofrecen las demás personas.

Entonces, al finalizar la semana se da cuenta que no ha podido alimentarse sanamente y por tanto no ha bajado nada de peso, pero además tenía planeado ejercitarse, pero le fue imposible por los compromisos que tuvo durante la semana.

Como puedes darte cuenta Paola está rodeada de personas y situaciones que no la ayudan ni la impulsan a lograr su meta de bajar de peso, al contrario son una influencia negativa para lograr su objetivo.

Para logar cambiar nuestros hábitos y permitirnos lograr nuestras metas, es necesario rodearnos de un ambiente que promueva la nueva conducta, de lo contrario estaremos luchando siempre contra la corriente y si no tenemos la voluntad necesaria terminaremos cediendo a nuestro medio ambiente.

Si realmente quieres protegerte de fallar frecuentemente deberás empezar a cambiar tu ambiente, debes identificar lo que no te ayuda y empezar a evitarlo.

Por ejemplo, si acostumbras pasar por la pastelería que tanto te gusta, busca una nueva ruta, si te reúnes con tus amigos busca proponer ambientes que te afecten lo menos posible, o al menos que tengas la posibilidad de comer más sano, elimina las tentaciones en tu casa, si no compras pastelillos, no tendrás pastelillos para comer todo el día.

Todo dependerá del hábito que quieras cambiar, si deseas hacer ejercicio, inscríbete a un gimnasio y rodéate de gente que disfrute hacerlo, pues te impulsarán a lograrlo; si deseas desarrollar el hábito de la lectura, rodéate de gente que acostumbre leer y visita librerías, bibliotecas, compra libros, etc.

Ahora ya sabes uno de los secretos para no fallar constantemente, así es que empieza a identificar cuáles son los hábitos que quieres cambiar y los obstáculos que se te presentan frecuentemente. Posteriormente realiza un plan crear un ambiente a tu alrededor que propicie el cumplimiento de tus metas.

A menos que seas una persona con una gran fuerza de voluntad, y no te haya sucedido lo que menciono en los párrafos anteriores, tienes que empezar a controlar el ambiente que te rodea.

Cuando tienes el control de lo que te rodea, puedes dirigir tus esfuerzos hacia lo que te interesa de tal forma que vas construyendo los hábitos que necesitas para lograr tus objetivos, y por otra parte eliminas la tentación de los hábitos negativos.

Esto te salvará de fallar constantemente!

Escrito por: Marco Lara

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>