«

»

¿Te has preguntado lo que no debes hacer?

Algo que yo realizó todos los días es escribir mi lista de actividades, que debo hacer y lograr durante el día, comúnmente la mayoría de las personas se enfoca en lo que debe hacer para lograr sus metas del día o cumplir simplemente con sus pendientes.

No obstante, aunque probablemente te has llegado a preguntar qué es lo que no debes hacer, no es algo común hacer una lista de lo que no debes hacer.

Esto es algo a lo que te recomiendo no restar importancia, ya que así cómo escribes tus objetivos para lograr lo que quieres, es importante también identificar lo que no quieres hacer y que se ha convertido en un hábito que te aleja de la vida que quieres.

Existen algunos aspectos muy comunes y de alto impacto en los que préstamos atención e incluso realizamos algo en específico para dejar de hacerlo, por ejemplo, dejar de fumar, dejar de comer demasiado, dejar de beber alcohol en exceso o dejar de gritar por mencionar algunos.

Sin embargo, existen otros aspectos que pudieran parecer triviales y que no ponemos atención para incluirlos en nuestra lista de que no hacer. Son aquellas actividades que realizamos todos los días y que son parte de nuestros hábitos que no nos permiten avanzar con rapidez hacia nuestras metas.

Hábitos como ver la televisión por tiempo excesivo, dormir demasiado, pasar tiempo escuchando, viendo o leyendo noticias, hablar tiempo excesivo por teléfono, dedicar todo el día a las redes sociales, revisar continuamente nuestro correo electrónico, pensar continuamente en cosas negativas o  hablar mal de otras personas.

Los anteriores son solo algunos ejemplos de actividades que debes dejar de hacer ya que no agregan valor a tu vida. Si realizas un análisis a fondo de lo que no debes hacer encontrarás algunos de los ejemplos anteriores y probablemente otros que sean específicos en tu persona.

El problema es que es algo que realizamos en automático y que cuando nos damos cuenta, solo nos decimos que no debemos seguir haciendo esto, pero nos quedamos ahí y no hacemos nada en particular para cambiarlo.

Una excelente práctica es escribir lo que no debes hacer, esto te permitirá identificar claramente los hábitos negativos como primer paso;  para que posteriormente escribas lo que empezarás a realizar para cambiar lo que te está afectando, y no te permite dedicar más tiempo a lo que realmente te importa.

Es inaceptable que mantengas estos comportamientos si quieres mejorar tu vida, ya que aunque de momento no percibas que te afectan en realidad tienen un efecto de largo plazo.

Cuando reflexionas y contestas a la pregunta de lo que no debes hacer, empiezas a tener en claro aquello que no parece tan obvio o critico como tomar, fumar, o comer, pero que está afectando tu enfoque y tiempo de calidad.

No menosprecies la importancia de la lista de lo que no debes hacer.

Empieza en cuanto antes a contestar esta pregunta, toma nota y realiza un plan para eliminar los hábitos nocivos.

Escribe ahora tu lista de lo que no debes hacer!

Escrito por: Marco Lara

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>