Primer paso para empezar a cambiar tu vida

Tu opinión es importante, deja tus comentarios

Todos los días tenemos la oportunidad de realizar algo para cambiar nuestra vida, pero no siempre somos conscientes y no ponemos la suficiente atención

O simplemente no nos hacemos responsables de lo que nos corresponde para hacer los cambios que deseamos.

Cuando se trata de cambiar, básicamente depende mucho de las elecciones que tomamos en nuestra vida.

Juan Antonio, era una persona que se la pasaba quejándose de todo lo que le pasaba y de cómo parecía que la vida no le permitía ser feliz.

Decisiones dificiles

Era común que se le presentaran situaciones que no le permitían lograr lo que esperaba o que lo deprimían constantemente.

Un día se encontró con una persona desconocida en un café (llamémosle Alicia), con la cual empezó a intercambiar algunos comentarios.

Le llamó la atención que se veía como una persona que no se estresaba y que era alguien feliz con una vida tranquila y pacífica.

En ese momento le hizo el comentario acerca de lo que pensaba con respecto a lo que reflejaba.

A lo cual Alicia le contestó que todo dependía de él.

Realmente Juan Antonio no podía creer lo que le estaba diciendo, como era posible que todo dependiera de él, si las circunstancias que lo rodeaban le afectaban y no le permitían lograr lo que deseaba.

Juan Antonio movió la cabeza y le contestó lo siguiente:

Juan Antonio: Estimado amiga, agradezco su comentario pero eso no aplica para mí

Alicia: Es algo que aplica para todos, solo tenemos que hacernos responsables

Juan Antonio: Creo que no me has entendido, tú crees que yo soy responsable por todo lo que me pasa, y lo que ocurre a mí alrededor.

                Acaso no te has dado cuenta que lo que hacen otras personas te afecta y no puedes hacer nada para controlarlo.

                Probablemente tú tengas muy buena suerte, pero es un hecho que no todos la tenemos.

Alicia: Qué lástima que pienses así pues entonces nunca podrás sentirte feliz y lograr lo que esperas.

Juan Antonio: Y lo dices así tan tranquila, acaso no podrías ayudarme, ya que parece  que a ti te ha ido muy bien en la vida

Alicia:Con gusto podría ayudarte, pero primero necesitas cambiar tu forma de pensar con respecto a tu responsabilidad y decisiones en tu vida.

Cuando te comento que todo depende de ti, es porque tu elijes que hacer ante cada situación que se te presenta, nadie puede elegir por ti, incluso si recibes una orden de alguien,  tú eliges cumplirla o no.

Las elecciones que realizamos cada día dependen de nosotros.

Juan Antonio: Pero yo no elijo lo que me va a pasar cada día.

Si quiero comprar una casa y no me dan el crédito, yo no elegí que me rechazaran.

Si otra el  lugar en donde vivo no me gusta, yo no lo elegí, ahí me toco vivir.

Yo no elegí tener la mala suerte de que la empresa en la que trabajaba se fuera a la quiebra y quedarme sin trabajo.

Alicia: Te comparto algo que aprendí hace tiempo y que cambio mi vida por completo

                “Tenemos dos elecciones primarias en nuestra vida; aceptamos las condiciones que se nos presentan tal y como son, o aceptamos la responsabilidad de cambiarlas.”

                Cuando aceptas esta la responsabilidad podrás empezar a cambiar las cosas.

Juan Antonio: Creo que empiezo a entenderte.

                Pero que me dices de situaciones en las que no puedes cambiar las cosas, por ejemplo un accidente, que puedes hacer para aún así seguir siendo feliz.

Alicia: De igual forma mi estimado amigo, tú eliges sentirte mal, triste o deprimido, o elijes aprender de la situación y a vivir con ello, pero al final es una elección personal.

Si en realidad quieres cambiar tu vida para bien y empezarte a sentir mejor, debes aprender a hacerte responsable y no culpar a los demás o a las situaciones por lo que te pasa.

La elección es tuya, y de nadie más.

Entonces ¿Qué decides?,

Aceptarás las cosas tal y como son, o empezarás a tomar la responsabilidad y hacer algo para cambiarlas.

Espero tomes la decisión adecuada y empieces a disfrutar de tu vida con responsabilidad.

Atrévete a dar el primer paso!.

Escrito por: Marco Lara

¿Te sientes útil?

Tu opinión es importante, deja tus comentarios

Este simple pensamiento pudiera decirte mucho de ti mismo, eres útil o no, y de ser así para qué eres útil?

Piensa en esta pregunta y cual sería tu respuesta?

Esto te permitirá valorarte y a su vez encontrar áreas de oportunidad.

Te sientes útil?

Recuerda que lo que pensamos en lo que en realidad ocurre en nuestra vida, nuestros pensamientos dominantes nos permiten crear la vida que deseamos.

De tal forma que si te sientes útil, muy probablemente así sea. Te sientes útil

Por qué es importante sentirnos útiles?

Existen diversas razones por las que debieras sentirte útil, pero principalmente porque como ser humano es algo que te llena, ayudas a otros y puedes vivir mejor.

Mientras más útil seas y más valor otorgues mejor será tu contribución.

Todos tenemos una razón de ser y por tanto somos útiles, sin embargo dependerá fuertemente de cómo te visualices.

Alfredo era una persona que pensaba que no tenía una utilidad para el mundo, sentía que no valía y que no podía ser útil en nada.

Esto mismo lo hacía pensar acerca del poco valor que tenía para los demás y además de igual forma pensaba que muchas cosas eran simplemente inútiles.

Un día  para confirmar sus pensamientos, empezó a reflexionar acerca de la utilidad de lo que existía en el mundo y para qué, sintiéndose mejor al pensar que muchas cosas eran inútiles.

Por ejemplo una flor no servía de mucho en este mundo, pues no hacía nada importante, un río solo llevaba agua siempre en la misma dirección, una montaña no servía de nada…

Buscó acercarse con la flor y le preguntó que si se sentía útil si no hacía nada más que solo producir más flores una y otra vez. Cuál era su razón de existir si no era útil para nada.

A lo que le contestó la flor, que aunque tenía muchas funciones como tal, no era necesario mencionarlas, ya que era una flor hermosa, y el simple hecho de ser hermosa era su razón para vivir.

De inmediato volteo a la montaña y le preguntó si se sentía útil, si solo estaba ahí parada sin hacer nada durante años.

La montaña tranquilamente le contestó que existían muchas cosas para las cuales era útil, pero lo más importante era que se valoraba por el solo hecho ser majestuosa.

Por último se acercó al río y le preguntó si se sentía útil, dado que todo lo que haces es mantener el flujo del agua en la misma dirección.

El río sonrió y con mucha paz le contestó, no trato de ser útil, solo intento ser un río. Nada en este mundo es inútil ante los ojos de Dios.

El primer paso para sentirnos útiles es valorarnos a nosotros mismos por lo que somos, solo por el hecho de existir somos maravillosos, si fuimos creados fue por una razón.

Una vez que entiendes eso y que ante los ojos de Dios nada es inútil, será más fácil darte cuenta que en realidad eres alguien muy útil y por muchas razones, además te darás el permiso de convertirte en alguien cada vez más útil para los demás y el planeta.

Así como la flor sirve para alimentar a las abejas, la montaña para albergar vida y el río para proveer agua a una infinidad de seres vivos, y muchas otras muchas funciones más, de igual forma pasa contigo.

Piensa en todo aquello para lo que eres útil, desde la cosa más sencilla como el simple hecho de haber hecho feliz a tus padres por haber nacido, o lo bien que puedes hacer sentir a una persona con una sonrisa.

También quizás aunque no lo sepas has dado muchos aprendizajes a otros, y puedes hacer mucho más con todos los talentos que te ha dado Dios.

Puedes enseñar, arreglar, ayudar, solucionar, orientar, en fin todo lo que tu desees.

Solo necesitas no limitarte y darte el permiso para ser útil para el mundo, quizás existen muchas cosas que haces actualmente por otros, pero no te limites puedes hacer más.

Analiza para que estas siendo útil actualmente y expande tus fronteras para poder aportar más cada día.

Ya sea en tu negocio, tu trabajo, tu familia, en tu comunidad, etc; siempre podemos encontrar formas de ayudar.

Esto además de darte grandes satisfacciones te permitirá crecer como persona, hacer felices a otros y lo más importante ser feliz tú.

Escrito por: Marco Lara

La Gran Tentación

Tu opinión es importante, deja tus comentarios

Todos los días atraviesa por nuestra mente La Gran Tentación, es algo que siempre está presente y que si no tenemos cuidado y nos dejamos llevar nos absorbe.

Es tentador para todos nosotros incluyéndome a mí mismo, mantenernos en nuestra zona de confort sin realizar nada cada día para lograr nuestras metas.

Es realmente una gran tentación.

Zona de Confort

El problema es que en nuestra zona de confort no crecemos, mejoramos y hacemos los cambios necesarios para dramáticamente avanzar en nuestra vida.

Nuestra zona de confort nos hace sentir seguros y parece que nos protege, nos sentimos tan cómodos que no queremos movernos y que las cosas se mantengan tal como están.

Alfonso tenía hábitos que había desarrollado durante muchos años y se sentía muy a gusto con lo que había logrado hasta el momento.

Acostumbraba levantarse temprano para preparar su desayuno y estar a tiempo para salir al trabajo, no le gustaba llegar tarde.

De igual forma buscaba llegar a casa después del trabajo  leer el periódico por un rato, ver sus programas favoritos y antes de dormir leer un poco.

Siempre tenía una agenda muy bien organizada, sus días estaban perfectamente planeados y cumplía al pie de la letra lo que planeaba.

Estos hábitos le habían permitido tener éxito en diferentes aspectos de su vida, ya que al ser organizado y tener una rutina perfectamente establecida podía enfocarse en sus proyectos de trabajo, aspectos personales, y estar bien informado y preparado.

Acostumbraba dormir ocho horas diarias para descansar correctamente.

Tenía tiempo para todo lo que planeaba, aunque desafortunadamente no había espacio en su agenda para otras actividades fuera de su rutina.

El problema que tenía es que no era muy flexible para realizar cambios en su agenda y actividades, no le gustaba la incertidumbre de los cambios, lo cual no le permitía expandir sus límites.

Lo anterior no era algo que le preocupara a Alfonso, ya que tenía años realizando lo mismo y se sentía muy bien, además de que tenía resultados laborales que muchos envidiarían.

Sin embargo, Alfonso había caído en su área de confort y no estaba realizando nada para expandir sus límites y explotar todo el potencial que tenía.

Pero eso no era todo, sino que la monotonía que estaba viviendo lo hacía sentirse vacío, como si le faltara algo en su vida.

No existían emociones nuevas y su relación de pareja cada vez empeoraba más, ambos se sentían muy aburridos.

Ocasionalmente algunos amigos le habían recomendado que hiciera algunos cambios a su vida, que fuera más flexible y que saliera de su área de confort y buscara un cambio.

Sin embargo, la gran tentación de mantener todo como hasta ahora, sin arriesgar lo que ya tenía y experimentar la incertidumbre, no le permitía dar los pasos para realizarlo.

Lo que le estaba ocurriendo a Alfonso es algo que le pasa comúnmente a mucha gente todos los días, pues no se permiten salir de su área confort por la tentación que significa no realizarlo.

Es más cómodo quedarnos en donde estamos  y no arriesgarse.

Ya que iniciar algo nuevo o diferente, muy probablemente nos hará sentir incómodos e inseguros.

No obstante, tu verdadera vida comienza precisamente cuando decides salir de tu zona de confort, tus fronteras crecen y empiezas a descubrir cosas que no habías experimentado.

Todos los seres humanos requerimos cierto grado de seguridad, pero a la vez necesitamos emoción y aventura en nuestra vida para sentirnos bien y crecer a nuestro máximo potencial.

No permitas que te pase lo que Alfonso que después de un cierto tiempo de mantenerse en su área de confort empezó a experimentar ciertas dificultades que le estaban afectando.

Lo peor que puedes hacer es no hacer nada, y dejar que la vida pase sin molestarte por un cambio a tu favor, si de cualquier forma en general las cosas funcionan bien.

Reflexiona acerca de tu vida, pues probablemente te encuentras en tu zona de confort y no te has dado cuenta.

Mi reto para ti el día de hoy, es que realices lo opuesto a mantenerte en tu área de confort.

Busca en lo que estás haciendo en tu día a día para mantenerte en tu área de confort, y empieza a realizar algo diferente.

Piensa… ¿qué sería lo opuesto a lo que mi instinto me dicta?

Pregúntate: ¿esta acción opuesta sería una mejor solución?,

¿Me ayudaría a crecer o ser mejor aunque no necesariamente me sienta más cómodo?,

No caigas en la gran tentación de permanecer en tu zona de confort.

Establece como un reto el día de hoy hacer algo diferente a lo que realizas normalmente, te darás cuenta como es emocionante, aprendes cosas nuevas y puedes empezar a expandir tus límites.

Deja tus comentarios acerca de qué opinas, o si tienes alguna pregunta con gusto la contestaré personalmente.

 Escrito por: Marco Lara

¿Cuál es tu propósito?

Si has leído con anterioridad mi blog, estoy seguro que sabes que definir ¿Cuál es tu propósito? es uno de los aspectos más importantes para tener éxito y lograr tus sueños.

Una pregunta tan sencilla pero con tanto de fondo puede cambiarte la vida radicalmente.

Tu propósito de vida tiene mucho que ver con tu misión personal, pero si aún no has identificado ese propósito, ¿Qué es lo que estás haciendo con tu vida?

proposito de vida

Recuerda que cada persona tiene un propósito en esta vida y tiene la responsabilidad de descubrirlo y vivirlo.

Así como tus ojos, tu nariz, tus oídos, tu voz, tu corazón y tus pulmones tienen un propósito específico en tu cuerpo, ¿no crees que tu también tienes un propósito?.

Solo podrás ser realmente feliz cuando encuentres tu propósito, así es que hazte el propósito de encontrar tu propósito.

Y el aprendiz le habló a su maestra mientras ella estaba sentada en su tapete de meditación en la contemplación de los hermosos alrededores de la abadía.

Maestra, ¿cuál es mi propósito en la vida?

La he oído hablar tanto acerca de tener un propósito que guie nuestras vidas, pero cuando trato de entender qué es lo que estoy destinado a hacer, soy incapaz de imaginar ideas o conceptos en mi mente acerca de mi propósito.

¿Cómo resolvería la Maestra este enigma?, inhaló una gran bocanada de aire fresco, y luego exhaló lentamente.

Y dijo:

“Mi joven aprendiz, nuestro propósito en la vida es tan individual como las huellas digitales en nuestras manos, pero no puedo decirte cuál es tu propósito.

Sin embargo, te puedo decir que el conocimiento de tu propósito en esta vida no se encuentra en tu mente, sino en su corazón.

Luego agregó:

 Hijo mío, tengo una pregunta para ti.

Si supieras, ahora mismo, que vas a morir mañana, ¿qué es lo que más lamentarías no haber logrado en tu vida?

-Bueno, Maestra -dijo el aprendiz:

 Sin duda lamentaría el hecho de no haber aprendido cómo llegar a ser un maestro como usted.

También lamento mucho no estar reconciliado con mi familia ya que hemos estado  distanciados desde los últimos años.

Entonces,  el hecho de que no me he dado cuenta de que mi sueño de formar mi propio monasterio, también sería un gran arrepentimiento para mí.

Bueno- dijo la Maestra:

Suena como si ya hubieras identificado los ingredientes esenciales para tu propósito de vida, ahora depende de ti lograr que estas cosas se conviertan en tu realidad.

En esta pequeña historia puedes darte cuenta con una simple pregunta aquello que podría ser tu propósito en la vida.

Probablemente pudiera no ser tan claro para ti y tomarte más tiempo, pero es un hecho que es de suma importancia que dediques un tiempo a descubrir tu propósito en la vida.

De esta forma no terminarás tu vida con frustraciones y arrepentimientos que no te permitan ser feliz y despedirte en paz.

Solo cuatro palabras pueden cambiar tu vida, la respuesta a estas cuatro palabras podría significar una gran diferencia entre lo que estás viviendo actualmente y lo que realmente quisieras vivir.

Puede ser que con el tiempo tu propósito pueda ir cambiando ya que tus pensamientos van cambiando, principalmente si eres una persona en busca de un constante crecimiento.

Lo importante es que si tienes definido tu propósito en la vida, habrás encontrado la motivación y el motor que te impulse a dejar tu legado en este mundo.

Tus ojos tienen el propósito de que veas, tus oídos tienen el propósito de que escuches, tu corazón bombea sangre a todo tu cuerpo, tus pulmones te permiten respirar y estar vivo.

Si reflexionas acerca de nuestro planeta todo lo que ha sido creado tiene un propósito.

Entonces ahora es momento de que tú definas…

¿Cuál es tu propósito?

Por favor deja tus comentarios acerca de qué opinas, o si tienes alguna pregunta con gusto la contestaré personalmente.

 Escrito por: Marco Lara

¿Esperas más de ti mismo?

Tu opinión es importante, deja tus comentarios

Lo que esperas de ti mismo determinará lo que obtengas de la vida y el rumbo que seguirá la misma.

¿Cuándo piensas en esta pregunta que es lo que viene a tu mente?

cree-en-ti-mismoDate un momento para pensar la respuesta, te recomiendo que al estar reflexionando consideres los diferentes aspectos que te conforman como persona, como la salud, la parte espiritual, la parte física, tu familia, amigos, pareja, finanzas, tu legado etc.

La respuesta a esta pregunta  te ayudará a entender lo que pasa actualmente en tu vida.

Probablemente ahora te puedes dar cuenta que lo que esperas de ti mismo es lo que en realidad tienes actualmente.

Las expectativas que tenemos de nuestra persona darán forma a lo que se va presentando en nuestra vida. Si tú crees que no puedes volar un avión, ten por seguro que no podrás.

Si no esperas lograr terminar tus estudios, es muy probable que así sea.

Juan se encontraba platicando con sus amigos acerca de todo lo que no había realizado y que solo pensaba pero que eran sueños inalcanzables.

Uno de sus principales sueños era tener su propio taller de tornos para dar servicio a muchos clientes y tener grandes ganancias.

Al platicar de estos temas, sentía que se desahogaba pero al mismo tiempo existía frustración en su interior.

Rolando, uno de sus mejores amigos le preguntó que por qué no hacia algo o intentaba buscar sus sueños.

Le decía:

Si sueñas con tener tu taller mecánico, porque no empieces a ahorrar para en el futuro tener la oportunidad de abrir tu propio taller.

Pero Juan le contestó que no era capaz de ahorrar, que sabía que siempre se le ha dificultado y que no podría lograrlo.

Además para poder manejar un taller requería de mucha experiencia, y saber manejar a la gente, y que realmente no esperaba tener la capacidad de lograr algo así.

Posteriormente Rolando le comentó que si eso se le dificultaba mucho, porque no intentaba asociarse con otra persona, para que entre ambos pudieran empezar su propio negocio.

Sin embargo, Juan le replicó que nunca había esperado asociarse con alguien más pues no es bueno para relacionarse y le costaría mucho trabajo.

Por último Rolando le comentó que lo que podría hacer entonces, era realizar su mejor esfuerzo todos los días para entregar trabajos de gran calidad y en tiempo record, de tal forma que pudiera darse a conocer poco a poco por clientes y torneros emprendedores; y así podría tener la oportunidad de que lo invitaran a emprender el taller que tanto anhelaba.

Pero en esta ocasión Juan le respondió que no siempre se podían entregar las piezas a tiempo pues dependían de muchos factores, y que la calidad de sus trabajos no siempre era la mejor pues estaba consciente de que en ocasiones pasaba detalles por alto.

Juan empezó a desesperarse por lo que le decía Rolando y le habló con determinación explicándole lo siguiente:

No puedo esperar más de mi mismo, es lo que soy, por eso nunca podré tener un taller, debes a aprender a aceptar quien eres y lo que puedes hacer.

En ese momento Rolando se dio cuenta del gran problema que tenía su amigo, lo que esperaba de sí mismo lo había limitado a lograr muchos de sus sueños, y mientras no esperara más de sí mismo, seguiría solo hablando de ellos sin hacer nada para lograrlo.

Para Rolando era algo muy claro, pues él era un caso muy diferente, había logrado muchas de las cosas que se proponía, precisamente porque sus expectativas de lo que podía hacer eran muy altas, y todos los días se cuestionaba si podía hacer algo mejor.

Como puedes darte cuenta en el caso de Juan sus expectativas hacia sí mismo lo limitan para poder lograr algo más en su vida.

Por otro lado lo que espera Rolando de sí mismo lo ha llevado a lograr muchas de las cosas que desea en su vida.

Te invito a que esperes más de ti mismo, a fin de que siempre puedas seguir avanzando en la dirección que desees.

Pregúntate todos los días si lo que has realizado es lo mejor que puedes hacer;  y establece retos para mejorar cada día y esperar más de ti mismo.

Por favor deja tus comentarios acerca de qué opinas, o si tienes alguna pregunta con gusto la contestaré personalmente.

 Escrito por: Marco Lara

Older posts «

» Newer posts