«

»

La actitud incorrecta de nunca rendirse.

Es común escuchar que no debemos de rendirnos, en diferentes anuncios publicitarios, libros, conferencias o por consejos de otras personas nos vamos mentalizando acerca de no rendirnos.

Con el paso de los años he venido reforzando en mi mente la frase “Nunca, nunca, te rindas”, es algo que me motiva a no detenerme y seguir luchando, sin embargo me he dado cuenta que para que realmente la apliquemos correctamente debemos ajustarla de la siguiente manera:

“Nunca, nunca, te rindas en lo que es realmente importante para ti”

Es algo muy sencillo y que pudiera parecer lógico, pero que no debemos tomarlo a la ligera o menospreciar, ya que si no es realmente importante para ti, podría convenirte rendirte o renunciar a algo que realizas actualmente.

Así es, renunciar y no insistir más.

Sería la actitud incorrecta la de nunca rendirse cuando se trata de algo que no es lo que más te importa, ya que en ocasiones no nos rendimos en situaciones que no son más que los sueños u opiniones de otras personas, pero que no aportan nada a lo que realmente queremos.

De vez en cuando es bueno renunciar a algo, ya que nos liberamos de situaciones que nos encadenan o consumen nuestro tiempo sin aportar lo necesario para nuestros objetivos.

Por ejemplo, cuando nos dedicamos a estudiar alguna carrera o practicar algún deporte por el gusto y exigencia de nuestros padres, o trabajar en algo que nos disgusta solo por el simple hecho de que tenemos un sueldo o es lo que alguien espera de nosotros.

Puede parecer algo extraño y contrario a lo que debemos fomentar normalmente de nunca rendirnos, pero solamente no debemos rendirnos cuando se trata de nuestros sueños.

En mi caso recuerdo haber dedicado tiempo excesivo y no haber renunciado a tiempo a ciertas actividades que no me aportaban a lo que realmente quería en mi vida.

Pregúntate:  

¿Qué pasaría si renuncio a esta actividad que no me gusta y la realizo por complacer a otras personas?

¿Cómo te sentirías?

¿De qué forma impactaría tu vida?

Así es que te invito a que desarrolles la actitud de renunciar a lo que no son tus sueños y empieces a enfocarte en lo que más te importa.

Deja de perseguir las metas incorrectas.

Renuncia a todo lo que no te ayude a ser mejor persona

Renuncia a los malos hábitos que solo obstaculizan tu crecimiento, ver televisión en exceso, escuchar noticias todo el tiempo, tiempo excesivo para esparcimiento,  o hablar de otros constantemente, etc.

 Renuncia a los pensamientos que te alejan de la persona en la que te puedes convertir, los miedos que no te permiten crecer, las respuestas fuera de tu interior, la búsqueda constante de lo material, las decisiones incorrectas por lo que opinen otros, etc.

Realiza un análisis de lo que estás realizando actualmente e identifica algo en lo que debas rendirte y renunciar antes de desperdiciar más tiempo de tu vida.

Renuncia a algo!

Escrito por: Marco Lara

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>