«

»

Cambiando lo malo a maravilloso.

Es común que todos cometamos errores de vez en cuando, es parte del crecimiento y aprendizaje, debemos fallar para crecer.

No obstante en ocasiones pasamos por situaciones que nos hacen sentir mal y nos torturamos por un tiempo por el error que cometimos, incluso no descansamos de forma correcta y pasamos tiempo pensando acerca de lo ocurrido.

Hace no mucho tiempo me pasó algo similar, como todas las personas cometí un error y fue mi responsabilidad al 100%. Cada que se me presenta una falla, tomo la actitud necesaria para aprender de la misma, sin embargo, en esta ocasión me sentía culpable, y no dejaba de pensar una y otra vez en lo que podía haber evitado, y lo que tenía que hacer para remediarlo.

El problema es que me estaba torturando a mí mismo por el error, más aún sabiendo que lo podía haber evitado.

No tiene nada de malo cometer errores, al final sobreviras a los mismos, lo que no debemos permitir es que nos torturen y no permitan que veamos con claridad la oportunidad que tenemos.

Te comparto lo que me ayudó en el momento para sentirme mejor, en alguna ocasión había leído un artículo acerca de transformar lo malo en algo bueno, pero más allá de eso, transformarlo en algo maravilloso.

Cuando cometes un error grave, se te está dando la oportunidad de aprender acerca de ti, al buscar el artículo encontré la siguiente frase:

Los retos o desafíos en tu vida no se supone que deben paralizarte, sino que deben ayudarte a descubrir quién eres. – Bernice J. Reagon.

Cuando nos ocurre algo malo que nos preocupa debemos enfocar toda nuestra energía a transformarlo en algo bueno, positivo y maravilloso. Me encantó la palabra maravilloso pues no es lo mismo arreglar la situación y punto, a buscar transformarlo en algo maravilloso.

Cuando piensas en algo maravilloso, significa algo más allá que una simple solución, sino mejorar lo que podría ser la solución natural, y buscar algo extraordinario.

Esto último implica redoblar esfuerzos, ser creativos y enfocarnos al máximo para cambiar la situación, aprender de la misma y convertirla en algo bueno.

Puedes percibir el poder que tiene el cambiar la forma en que percibes el problema y la motivación e impulso que puede generarte el enfocarte en cambiar lo ocurrido por algo maravilloso.

Cuando piensas de esta manera dejas de preocuparte de más y torturarte por tu error de forma interminable, comienzas a crear en tu mente lo que puedes hacer para transformar por completo la situación, de tal forma que sea algo extraordinario para las partes involucradas y todos puedan obtener algo positivo de la situación.

Todo absolutamente todo lo que nos ocurre podemos transformarlo si realmente lo queremos, todo depende de nosotros.

Lo mejor de este enfoque, es que no solo se limita a la parte profesional o de negocios, sino que puedes aplicarlo a cualquier aspecto de tu vida, cualquier error o falla que cometas puedes tomarla como una oportunidad para mejorar la situación y convertirlo en algo maravilloso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>